24 de mayo

Sería necesario como decía María  Rivier, tener mil  vidas para responder a las necesidades de nuestro tiempo. En los diferentes paises, los compromisos de los participantes son múltiples y muy diversos :

  • Acogida de los emigrantes y refugiados
  • Servicio de enfermos y personas mayores
  • Pastoral en sectores desfavorecidos.

Reunidos por grupos de centros de interés, a pesar del desafío de los idiomas, el compartir ha sido rico y llena el corazón de dinamismo y de deseo de vivir plenamente este misterio.

Hemos hecho una lista de cualidades o de valores de base para nuestro servicio.  No podemos tenerlas todas. Invitamos a cultivarlas para mejor servir y tocar la carne de Cristo en todos los que servimos, como nos invita el Papa Francisco con sus palabras y su actitud.

Lo importante es creer en el carisma de María Rivier, creer que somos un evangelio abierto y que  lo  que   hacemos a los más pequeños, se lo hacemos a Jesús.

Hemos escuchado en repetidadas ocasiones : vete y haz tú lo mismo. ¿Cual es mi respuesta personal?

Nuestra misión de compasión está enraizada en la Palabra de Dios. Nos estimula, nos interpela y nos da ánimo para avanzar con esperanza y con alegría en el  dar y  recibir.

¿Cuál es el espíritu que nos anima para vivir nuestra misión hasta el final ?

COMPASSION, 24 mai