Compassion 25 mai

Remerciments

Como María Rivier, seamos misioneros de compasión.

25 de mayo

Nuestro último día de sesión nos llena de esperanza, no porque el final se acerca, sino porque sentimos que todo empieza.

 Hemos escrutado las raíces de la compasión : la Palabra de Dios y el carisma de María Rivier. Acogemos ese don siempre nuevo y deseamos hacerlo crecer, hacerlo vivo  hoy en día, darlo a conocer y  vivirlo en nuestros ambientes apostólicos. 

Asimismo, nuestra sed es grande para profundizar  la luz recibida, compartirla y ser testigos convencidos y convincentes, los testigos que tanto necesitan nuestro mundo, nuestras sociedades.. En el transcurso de la oración de clausura, es eso que han expresado las delegaciones de los paises en el compromiso de vivir la compasión.

Damos gracias por este encuentro internacional, por este tiempo vivido juntos en la contemplación del misterio de la Piedad con la Virgen de Fátima, Madre de compasión.

Como María Rivier, seamos misioneros de compasión.

Group work_plenary